mi Orgia de Sueños

Aquí es

Donde los sueños, el alfabeto y el cerebro, se hacen bolas...

Aumento de presión que permite una mayor entrada de aire al pulmón: Suspiro


El tren de la 1 de la mañana que va hacia Sacramento, con vagones oxidados chocando. El sonido de las vías de metal. No puedo dormir.

Llevo rato peleándome con la cama, tengo frio, tengo calor, las almohadas me incomodan y no puedo vivir sin ellas. El tren ya se fue; no se oye nada más que un sonidito muy fino y apenas perceptible en medio de la noche. Tosiendo para aclarar la voz, un murmullo tan cerquita de mi oído, aliento cálido respira. Se oye un " hey" en voz arrastrada, quedita, raspada; no huele a tabaco, ni alcohol. Ya no tengo frio, ni sueño tampoco.

En medio de la oscuridad puedo ver tus ojos tristes, el movimiento de tu boca formando una sonrisa. Acaricio tu rostro de piel tostada y barbilla de arena. Mirote y no dejo de sonreír. No decimos nada. Tu piel se vuelven letras, mi cabello transmisión. Como libro en braille, mis manos y tú. Silencio. Permanecemos cerquita, abrazados, envueltos. Este es el lugar perfecto para vivir. Lloro lagrimas secas. La luz azul parpadeante del reloj digital se va desvaneciendo... afuera comienza a llover y no para. No importa.

Luz entre las nubes grises pasa por mi ventana, con ojos semiabiertos...

Me quedo quieta, mirando al techo. Risillas se escapan entre el espacio que mi lengua y mis dientes no tocan. Mi pecho se detiene y un suspiro se escapa. Tú figura esta aquí donde cojines y mantas al lado mío. No me miento, solo vivo en una realidad alterna donde tu cuerpo, mente y alma viven aun conmigo.